Reumatólogo y Neurocirujano: discartrosis

EL TIEMPO VUELA, PERO YO TAMBIÉN

En el post de hoy explicaré la evolución bastante grande de mi protrusión discal, cómo en solamente 6 meses se convirtió en una hernia discal con una discartrosis y las visitas a los especialistas correspondientes.

Reumatólogo: reflejos

4 meses tuvieron que pasar para que me viera el siguiente especialista, como expliqué en el post anterior, obligatorio antes de que me revisara el neurocirujano. Era 4 de enero de 2018 cuando asistí a mi primera y última visita con el reumatólogo. Tan solo revisó mis reflejos en brazos y piernas con su famoso martillo, asegurando que no tenía nada grave (como si mi malestar dependiera de mis reflejos o respuestas), afortunadamente yo insistí en que revisara mi resonancia (siempre llevaba todas mis pruebas conmigo). Al ver la resonancia, le cambió la cara, vio algo bastante grave, por lo que decidió dejar el caso en manos de un neurocirujano, y allí sería mi próxima visita.

Cambios físicos por discartrosis

En este entonces residía en Almería y Murcia al mismo tiempo, pues todo este malestar me sucedió estudiando el Máster de Profesorado de Educación Secundaria. Sí, mi sueño era y sigue siendo ser profesora de Lengua y literatura. Recuerdo esta época como una de las peores de este trance. Maleta cargada ida y vuelta cada semana, un día de repente, sin más, te das cuenta que tienes que pararte por la calle antes de llegar a casa más de 5 veces; que no eres capaz de subir la maleta al autobús tu sola; que cada día que te levantas de la cama para ir a clase, necesitas un promedio de una hora para poder levantarte y aún así, lo haces llorando; que estás en clase y eres incapaz de aguantar sentada en la silla las dos horas de explicación del profesor; que no puedes llevar una simple carpeta en los brazos; te das cuenta, en definitiva, que eres una chica de 25 años encerrada en un cuerpo de 60 o 70 años. Esto sucedió muy rápido, y psicológicamente también fue duro, pero lo más impotente es el no poder hacer nada al respecto… Sabía que algo iba mal, lo notaba cada día, y cargaba con ello con las personas más cercanas. Te cambia el humor, te cambia tu forma de ser, TE CAMBIA LA VIDA.

Neurocirujano: discartrosis cervical

La visita al neurocirujano, al igual que la del traumatólogo tampoco iba a ser rápida, la tenía el 12 de abril. Todavía me pregunto, ¿cómo en tan sólo este tiempo, desde mi protrusión vista en septiembre-octubre de 2017 a esta visita pude empeorar tanto? Sólo estamos hablando de seis meses… ¿pudo ser el cambio de cama y almohada constante? ¿los viajes con peso cada semana? no lo sé, evidentemente estas situaciones agravan el problema, pero igual ocurriría con alguien que estuviera trabajando de camarero u otro oficio cualquiera, pero tu quieres buscar la causa sea como sea, aunque no podamos dejar de lado el camino que seguimos.

Cuando llegó el día de la cita, el dolor ya no era sólo en el brazo izquierdo, sino en el derecho también. le expliqué al neurocirujano cómo me sentía, pero esta cita no sirvió de mucho, sólo contaba con una resonancia de hacía 6 meses y yo había empeorado bastante, por lo tanto para poder evaluar la situación actual, debía de hacerme otra resonancia de nuevo.

La siguiente cita con mi nueva resonancia fue dos meses después, el 21 de junio. La siguiente resonancia decía: pinzamiento discal c5-c6 con pequeñas formaciones osteofitarias marginales y cambios degenerativos de médula ósea tipo I en platillos óseos adyacentes. La conclusión una discartrosis. Un envejecimiento de mis discos considerable, tal y cómo yo sentía todos esos meses atrás. En estos casos el disco intervertebral suele herniarse y pasar de una protrusión a una hernia.

Los cambios degenerativos de médula ósea pueden ser:

  • Tipo I tiene que ver con la inflamación de los discos
  • Tipo II tiene que ver con la degeneración de la grasa
  • Tipo III tiene que ver con cicatrización del hueso o regeneración ósea.

La respuesta del neurocirujano fue clara, hay solución: una operación. Me explicó rápidamente cómo lo haría y los posibles riesgos que conllevaría. Igualmente ellos siempre tienen la obligación de explicarlos, pero en el 90% de los casos todo sale bien.

En mi cabeza no existía esa solución, por lo que no le presté mucha atención. Le comenté que prefería agotar otras posibilidades antes de operarme como por ejemplo, rehabilitación. Mi mente no estaba preparada para esa decisión, y confiaba en que mi solución fuese otra. El doctor me dijo, que era una decisión mía y que lo veía bien. Dentro de seis meses me vería otra vez para tomar definitivamente la decisión de operarme o no.

 

COMPATIR
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
AUTORA
Julia Jiménez
Julia Jiménez
Me llamo Julia, tengo 28 años y he sufrido de hernia discal cervical con opresión medular durante dos años hasta mi primera operación. La primera operación me ocasionó una mielopatía y rotura de varias vértebras, lo cual me llevó a una segunda operación. Actualmente estoy pendiente de otra tercera operación por pseudoartrosis y combatiendo los múltiples problemas que me ha ocasionado el daño medular. Me gustaría compartir mi experiencia y mi vida antes y después de mi diagnóstico y operaciones. Ha sido un gran cambio mental y físico, aún lo está siendo, pero con la sonrisa más fuerte que nunca. Voy a compartir con vosotros cada momento de mi enfermedad y mi día a día, porque confío en que todo saldrá bien y en que esto, algún día, tenga un final.
Julia Jiménez
Julia Jiménez
Me llamo Julia, tengo 28 años y he sufrido de hernia discal cervical con opresión medular durante dos años hasta mi primera operación. La primera operación me ocasionó una mielopatía y rotura de varias vértebras, lo cual me llevó a una segunda operación. Actualmente estoy pendiente de otra tercera operación por pseudoartrosis y combatiendo los múltiples problemas que me ha ocasionado el daño medular. Me gustaría compartir mi experiencia y mi vida antes y después de mi diagnóstico y operaciones. Ha sido un gran cambio mental y físico, aún lo está siendo, pero con la sonrisa más fuerte que nunca. Voy a compartir con vosotros cada momento de mi enfermedad y mi día a día, porque confío en que todo saldrá bien y en que esto, algún día, tenga un final.
COMENTARIOS

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. ugly christmas sweater queen

    I was suggested this web site by my cousin. I’m not sure whether this post is
    written by him as nobody else know such detailed about my trouble.
    You are amazing! Thanks!

    1. Julia Jimenez

      Thanks you! 🙂

Deja una respuesta