Ejercicios para recuperación de operación de columna

Lo prometido es deuda

Como sabéis, tras conocer la noticia de que debía operarme de nuevo por tercera vez, y sin encontrar solución a mis dolores, malestar y baja calidad de vida, decidí ponerme en manos de un profesional y empezar a realizar ejercicios para recuperación de operación de columna. Ya lo había probado todo, os juro que llegué sin esperanzas, sin ilusión. En mi rostro no había sonrisa, solo lágrimas…lo que ocurrió después, para mi fue un milagro. De hecho mi entrenador me dice: «!has recuperado la sonrisa, que es lo primordial!»

No creía jamás que podía llegar a ser la persona que soy hoy, ¡y en tan solo 2 meses!. Ahora es cuando pienso, que ojalá y hubiese sabido antes que el entrenamiento personal individualizado y la readaptación funcional son claves para cualquier patología…quizá hubiese evitado demasiadas cosas…o quizá no, pero puede que tú que estás leyendo esto y has estrado aquí por casualidad, ¡SÍ!

Readaptación funcional

El objetivo de la readaptación funcional es que la persona enferma vuelva a su estado funcional óptimo para que pueda llevar a cabo las actividades y necesidades de su día a día en la medida de los posible siempre.

Se trata de ejercicios individualizados, acordes con la patología o patologías principales que presenta cada persona. Además, numerosos estudios indican que el ejercicio pautado, supervisado y en dosis adecuadas, genera una recuperación de la lesión o patología.

En mi caso, los ejercicios que voy a enseñaros son para cervical (c1-c2-c3-c4-c5-c6-c7), en definitiva son ejercicios individuales para mí, pero que cualquier persona con patología parecida podría probarlo. Por si os sirve de ayuda, yo además de estar pendiente de una tercera operación por aflojamiento de tornillos, tengo una enfermedad reumática, daño en la médula, pérdida de equilibrio, etc. El truco está en fortalecer la espalda sin mover la parte donde se haya producido la lesión, patología u operación.

Los ejercicios los podéis hacer dos veces por semana,unos 45 minutos, de forma repetida y siempre incrementando un ejercicio más a la semana, pero de forma muy gradual y leve.

Antes de cada ejercicio

Antes de cada ejercicio la respiración diafragmática, clavicular y pulmonar nos ayudarán a evitar lesiones. Le podemos dedicar unos 15 minutos. Hacemos 3 series de cada una y la última en apnea aguantando la respiración todo lo que podamos. Esta respiración la expliqué en el post https://elcaminoquesigo.com/ejercicios-en-casa-para-salud-de-columna/

Después nos pasaremos a la posición del gato-camello. Nosotros no haremos el movimiento de cabeza, simplemente la mantendremos fija en una posición recta y la único que se moverá será la caja torácica.

Primera semana

Aunque no lo parezca, soy una persona que todavía no me valgo por mí misma en muchas de las actividades cotidianas del día a día, este era uno de mis objetivos a conseguir, además de eliminar el dolor. Quería, por lo menos, poder hacer la compra sola y no depender de nadie.

En este primer ejercicio, la pelota nos ayuda a que podamos tener esa capacidad de concentración y equilibrio. Con las manos en cruz empezamos a sujetar un peso de 1 kilo. Hasta donde podemos y el tiempo que podamos. Todo lo que hagamos será bueno, mientras sea de forma constante. Lo esencial es mantener espalda recta. La pelota la podéis encontrar en Decathlon.

Este segundo ejercicio me gusta mucho, al principio parece que no tiene ningún beneficio, pero es una de las mejores maneras de fortalecer la espalda. Nos colocamos boca abajo con la cabeza recta (nada de apoyar la frente en el suelo). La cabeza la tendremos recta cuando toquemos con la punta de la nariz el suelo y entonces hay que mantenerse ahí, el tiempo que podamos. Al mismo tiempo, con los tacos u otro elemento que no pese vamos a ir haciendo movimientos de letras. En esta foto estoy haciendo la «W», también podemos extender los brazos laterales, seguidamente la «Y» con los brazos extendidos pero hacia arriba y por último, la «I» con los brazos extendidos también, pero uniendo los dos tacos, de forma que se ambos se unan.

Después de dos meses, puedo coger un paquete de botellas de agua «algo que jamás creía que podría hacer»

Segunda semana

En cuadrupedia, y siempre con la espalda recta, levantamos 1 kilo con una mano, aguantamos unos segundo y bajamos. Yo me coloco un taco en la espalda, así se que si no se cae, significa que la espalda está recta. El taco es de goma espuma dura (no pesa nada), lo cual hace más difícil su mantenimiento en la espalada durante el ejercicio.

Tercera semana

La lesión medular fue en el cordón derecho, por eso todas las extremidades derechas estaban más débiles, por lo tanto, también había pérdida de equilibrio. Por eso, uno de los objetivos era conseguir más estabilidad. Este ejercicio, personalmente, lo hice solo una vez, porque para mí, me resultó un poco duro. Había que mantener muchísimo el equilibrio, puesto que solo tenía un punto de apoyo, y además, hacer fuerza con los brazos. Aunque no se aprecie, tengo una goma en la cintura cogida a un poste que me tira y hace que tenga que hacer más esfuerzo a la hora de mantener el equilibrio. Puede que a alguno de vosotros que no haya tenido cirugía, os pueda ir bien. Para mí fue un acto de rebeldía intentarlo, y un logro conseguirlo, aunque fuese solo por unos segundos. Fue entonces cuando empecé a ver resultados…

Salir a la calle me daba miedo, perdía el equilibrio en muchas ocasiones, aunque nunca dejé de salir sola. No podía ponerme cualquier calzado, odiaba las aceras por si me resbalaba y siempre pongo un bolso cruzado en mi lado derecho para tener más equilibrio. Hoy puedo decir que «lo he superado».

Cuarta semana

Este es otro de mis ejercicios favoritos. Quitarme las camisetas, vestidos, tops de deporte, etc., me resultaba muy complicado. No tenía suficiente flexibilidad en los brazos, y si los obligaba, al estar débil la musculatura, surgían otros problemas. Este ejercicio es pura magia.

Consiste en ponerse en cuadrupedia con la espalda recta y cuello. Debemos de coger el taco con una mano, pasarlo por debajo, cogerlo con la otra mano y volverlo a subir con esa misma última mano, en el sentido de las agujas del reloj. Seguidamente cambiamos el sentido. Al igual que el anterior ejercicio, sigo con la goma en la cintura.

Los vídeos no los puedo subir al blog, pero todos los vídeos de los ejercicios los podéis encontrar por orden en mi página de instagram en la sección de ejercicios: https://www.instagram.com/juliajm__/?hl=es

Quinta semana

En este ejercicio podéis ver mejor la goma en la cintura. Es un ejercicio de coordinación, fuerza y estabilidad. Mientras respiramos subimos pelvis y brazos al mismo tiempo y bajamos al mismo tiempo expirando. Al subir debemos hacer fuerza en las piernas y empujar hacia abajo con los tobillo. La concentración también es importante en este ejercicio. No importa las veces que os caigáis. ¡No dejéis de intentarlo!

Sexta semana

Como podéis ver, la dificultad ascendía a medida que pasaban las semanas. En esta semana incorporemos este ejercicio. Basta con que cuelgen dos cuerdas para que podáis sujetar vuestro propio peso al levantaros y volver a sentaros en la pelota. Si en lugar de sentaros, os centráis en tocarla solamente, mucho mejor. Mis brazos aquí ya estaban cogiendo forma y mi ánimo estaba por las nubes. Recordar que al sentaros en la pelota las piernas deben estar correctamente colocadas en un ángulo de 90 grados y espalda recta. Cualquier ejercicio que implique presión en la zona dañada, nos indicaría que no lo estamos realizando correctamente, o que ese ejercicio no nos beneficia.

Séptima semana

La primera vez que vi este ejercicio, pensé «ni de coña voy a hacer eso», ya me imaginaba todos mis tendones y huesecillos hechos pedazos del esfuerzo. Pero en ese momento, ni yo misma sabía lo fuerte estaba, por eso lo intenté y lo logré. Este ejercicio consiste en coger unas cuerdas colgadas, (estilo TRX), nos colocamos primeramente de manera diagonal fijándonos en un espejo para saber que tenemos una buena posición. Nos colgamos completamente con los brazos extendidos pero mantenemos la caja torácica fuerte y el pecho levantado con escápulas bien colocadas, esa posición es primordial para evitar lesiones. A continuación, abrimos un poco los brazos y subimos a medio rango y mantenemos unos segundos hasta volver a bajar. Una vez ya es más que suficiente, si podéis dos genial. Yo solo he podido hacerlo 3 veces sin descansos, pero mi esperanza está en conseguirlo muchas veces más. !Ánimo!

Octava semana

Este último ejercicio es muy completo si se hace adecuadamente. En diagonal, mantenemos el punto de apoyo en la pelota con los brazos en 90 grados. En las rodillas podéis colocar algo acolchado si os hacéis daño. En este ejercicio la posición como podéis ver en muy importante. El cuerpo tiene que estar totalmente alineado y para ellos debemos subir pecho y los glúteos llevarlos hacia delante en retroversión.

Recordar que TODOS LOS VÍDEOS de cada ejercicio, incluso otros ejercicios más leves y de mucha utilidad, los podéis encontrar en mi página de instragam en la sección de ejercicios: https://www.instagram.com/juliajm__/?hl=es

Iré subiendo más ejercicios en la medida que yo vea que me van bien para compartirlos con vosotros y que podáis estar mejor y tener algo de evolución, que os devuelva la sonrisa, y las ganas de seguir adelante. Además, estos ejercicios los compaginaba andando cuando podía unos 4 kilométros al día.

Y me preguntaréis: «¿y es todo tan fácil?» claro que no. He tenido semanas muy buenas y otras semanas muy malas. En estas últimas semanas a veces ni he podido moverme de la cama, de hecho no he pasado del ejercicio de la primera semana, el ánimo por los suelos de nuevo. Pero la alegría de las buenas semanas no me las quita nadie.

Disfrutad cada segundo y cada instante que os regale la vida. Nosotros sabemos mejor que nadie lo que es valorar todo. Que nadie ni nada os borre la sonrisa. Luchar y remar siempre y los días que no podamos más que respirar, respiramos y pensamos que todo pronto pasará, que como me dijo una amiga y compañera de batallas: » si vas contra corriente te ahogas, déjate llevar, que el río tiene remansos. Nos ha tocado esto, no es la música que queremos bailar. De hecho, bailamos sin música, pero por nuestras narices, bailamos. Mira Beethoven: era sordo».

COMPATIR
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
AUTORA
Julia Jiménez
Julia Jiménez
Me llamo Julia, tengo 28 años y he sufrido de hernia discal cervical con opresión medular durante dos años hasta mi primera operación. La primera operación me ocasionó una mielopatía y rotura de varias vértebras, lo cual me llevó a una segunda operación. Actualmente estoy pendiente de otra tercera operación por pseudoartrosis y combatiendo los múltiples problemas que me ha ocasionado el daño medular. Me gustaría compartir mi experiencia y mi vida antes y después de mi diagnóstico y operaciones. Ha sido un gran cambio mental y físico, aún lo está siendo, pero con la sonrisa más fuerte que nunca. Voy a compartir con vosotros cada momento de mi enfermedad y mi día a día, porque confío en que todo saldrá bien y en que esto, algún día, tenga un final.
Julia Jiménez
Julia Jiménez
Me llamo Julia, tengo 28 años y he sufrido de hernia discal cervical con opresión medular durante dos años hasta mi primera operación. La primera operación me ocasionó una mielopatía y rotura de varias vértebras, lo cual me llevó a una segunda operación. Actualmente estoy pendiente de otra tercera operación por pseudoartrosis y combatiendo los múltiples problemas que me ha ocasionado el daño medular. Me gustaría compartir mi experiencia y mi vida antes y después de mi diagnóstico y operaciones. Ha sido un gran cambio mental y físico, aún lo está siendo, pero con la sonrisa más fuerte que nunca. Voy a compartir con vosotros cada momento de mi enfermedad y mi día a día, porque confío en que todo saldrá bien y en que esto, algún día, tenga un final.
COMENTARIOS

Esta entrada tiene 11 comentarios

  1. Nieves

    Hola, Julia.
    Yo también arrastro problemas por una artrodesis cervical. Te leo desde hace tiempo y solo quería comentar para decirte: eres increíble, todos sabemos lo mal que se puede llegar a estar e incluso la incomprensión por parte de tu entorno o por algunos médicos . Por eso me parece que eres maravillosa y que en un tiempo vas a estar mucho mejor, eres joven y tienes muuuucho margen para una buena recuperación. Un abrazo, guapa.

    1. Muchas gracias Nieves, por estas palabras que también se necesitan a veces. Gracias por leerme. Tod@s somos unos valientes y luchadores.

      1. Paola Zalazar

        Hola querida Juli, aqui desde Buenos Aires, desde que te encontré en el grupo de FB te he estado siguiendo. Compartir tu experiencia es muy valioso (para muchos), pero en este caso para mí lo es mucho mucho. En medio de esta situación de pandemia / cuarentena es una noticia dura que te digan que tenés 2 hernias cervicales (c5c6 y c6c7) una grave que me viene irradiando para el lado izquierdo e invalida bastante. Estoy en la previa a mi primera cirugía, el lunes 31/8 tengo cita con el traumatólogo que me operará. Tengo mil miedos y la incertidumbre no suma, es por eso que tu experiencia y tu valiente testimonio es de suma ayuda. Porque uno piensa, ah! Ok. Entonces no es delirio mío que sienta tal o cual cosa, física o emocional.
        Al principio fue muy difícil, yo estoy en tratamiento psiquiátrico domiciliario, y en mayo tuve un accidente doméstico que me provocó una quemadura en pierna tipo 2. Debido a la cuarentena no pude ir a ningún médico y me la fui curando sola. Por suerte y con dedicación la sané. Pero tuve muchas noches de dormir sentada en sillón, ya que no podía estar en la cama. Y cuando empezaba a sentirme mejor de la quemadura: chan! Dolor agudo de cervicobraquialgia. Pensaba que era contractura. Después me molestaba el brazo izquierdo todo el tiempo. Sentía que me quemaba un ácido por dentro, y mi marido me agarraba el brazo para que no lo estrujara con mi mano derecha y me decía que dejara de pensar en el brazo, que seguramente era mi mente. Hasta que un dia no pude más, no podía acostarme de ninguna forma. Y no me importó la cuarentena o riesgo por covid y fui a traumatólogos y me hice estudios. Acá seguimos en cuarentena pero tengo un permiso especial para salir por tratamiento.
        Estoy haciendo 3 sesiones semanales de kinesiología método busquet (es muy recomendable), cada 15 días osteopatía, me sirvió mucho mucho para el dolor y bajar inflamación tomar unos globulitos recetados por mi homeópata con árnica, sulphur, rhus tox y bryonia (hay diferentes potencias y es natural y no destruye el sistema digestivo como los fármacos tradicionales). Y cuidando la alimentación para bajar algo del peso subido en el tratamiento psiquiátrico.
        Te agradezco nuevamente por compartir tus experiencias y esperemos que la suerte esté de nuestro lado en nuestras futuras intervenciones, y así podamos abrazarnos fuerte, algo que extraño y necesito muchísimo. Por el momento te envío mucha luz y abrazo a la distancia transoceánica. 😘

        1. Hola, Paola. Muchísimas gracias por compartir mi blog y poder ayudar cada día a más y más gente. Tranquila por todo lo que me cuentas, sé lo difícil que lo has tenido que pasar, es una lucha diaria. Pero la mente tiene que ser más fuerte, ¡verás como lo conseguimos! no te sugestiones, yo también estoy en tratamiento, a veces es necesario porque no siempre se puede con TODO. Gracias por tu aportación, yo al estar pendiente de una operación no puedo realizar ese método del que hablas pero es muy innovador, me alegra que te esté funcionando, en eso consiste, en que cada persona encuentre el camino y su luz sin detenerse. Pronto todo será una pesadilla.
          Un fuerte abrazo virtual desde España 🙂

  2. Vittoria

    Gracias por tu apoyo y suerte cuando es tu cirugia? Yo voy por la segunda lumbar que Dios nos apoye . Un abrazo

    1. Todavía no lo se, estamos intentando retrasarla lo que podamos, pero con pruebas para ver cunado exista el peligro. Seguro que todo va a ir genial, ya me contarás. Un abrazo 🙂

  3. Beatriz

    Hola Julia, sabes me hiciste llorar, hay veces que recuerdo mi vida que era antes y la que hoy es y no tienes una idea de la nostalgia que me da, porque hay días buenos y días malos y muchas veces la gente de tu alrededor no lo comprende, yo estoy próxima a una segunda operación de La cervical C4-C5 y ya no sé si quiera hacérmela, estoy aterrada, pero a la vez quisiera x que los dolores insoportables al ver tu blog voy a intentar buscar un profesional y un buen lugar para hacer la rutina. Te lo agradezco infinitamente😘

  4. Emma

    Hola Julia. Te leo😃 gracias por compartir tu historia

  5. Miriam Pineda

    Hola Julia , yo estoy pasado por una edpondiolustesis, en l4 y l5 tengo 4 años con el dolor él traumatológo me dijo de la operación peto no me he animado , el año pasado me diagnosticaron cancer de mamá , entonces con la operación de mastectomia , ha desequilibrado más la Columna y ha aumentado el dolor , a veces no tengo fuerzas ni para los ejercicios , como tú dices hay días buenos y días malos .

    1. Hola Miriam, no me cabe duda que eres una luchadora y valiente, eso lo primero. Pero tienes que demostrarte a ti misma que podrás, no sabrás el día, pero estoy segura que lo conseguirás. Si decides operarte porque no aguantas más el dolor, te aconsejo que veas varios especialistas y te expliquen bien la técnica adecuada para tu patología y las consecuencias de un futuro. Estoy segura de que todo va a ir muy bien. ¡Mucho ánimo y fuerza!

Deja una respuesta